CAS / VAL

Cuatro bomberos forestales en misión humanitaria

23 octubre 2020

La experiencia de los Bomberos forestales traspasa fronteras y cruza los mares. Desde hace unas semanas 3 compañeros y una compañera de la SGISE se encuentran en Bolivia participando en una expedición humanitaria para colaborar con la población y los profesionales locales en la extinción de esos fuegos que asolan la Chiquitania, una frondosa región amazónica donde ya se han quemado este año un millón de hectáreas.

Trece bomberos forestales de toda España han acudido a la llamada de ayuda internacional emitida por el gobierno boliviano coordinados por la organización SAR Navarra, entre ellos Édgar Juan, que trabaja en la base de Castelló de Rugat, Jorge Gómez, en la de Benissa, Fernando Pérez y Andrea Carpio, procedentes de la base de Tírig. Además, Andrea es la única mujer de la expedición española.

Hemos hablado con Edgar Juan para que nos cuente su experiencia.

1.- ¿Cómo surgió la idea de ir a Bolivia como bombero forestal voluntario?

La idea se desencadena tras el llamamiento público que lanza la ONG SAR Navarra solicitando bomberos forestales para atender los graves acontecimientos que están sucediendo en la cuenca preamazónica boliviana. Presenté mi historia laboral y mi currículum y se pusieron en contacto para organizar mi salida, que tuvo lugar el 11 de octubre

2.- ¿Dónde vais a actuar y por cuánto tiempo?

Nuestra actuación está muy determinada por las situaciones de riesgo que se producen. Estamos a disposición del gobierno de Bolivia y de su Ministerio de Defensa para determinar las prioridades. Hay casi 1 millón de hectáreas calcinadas y diversos puntos de defensa a la población. Nuestra zona de actuación, a día de hoy, es en el valle de Río grande, en Vado de Yeso, con base logística en Masicuri, donde se encuentra instalado el incident comand system, y donde realizamos la planificación diaria según las condiciones existentes.

3.- ¿Que dificultades entraña la actuación en un territorio como éste y la diferencia con la Comunitat Valenciana? Dicho de otro modo, existen aspectos de vuestra experiencia que podáis aportar allí y otras muchas de aprendizaje que os llevaréis de allá, no?

Es pronto para hacer una valoración, hemos realizado tan solo dos ataques pero mi primera impresión es de un cambio tremendo a lo que estamos acostumbrados a ver en Valencia, o en cualquier punto del país. La vegetación es subtropical y muy frondosa, los accesos son francamente inexpugnables, el clima y su evolución, el comportamiento errático de los vientos. Todo es diferente, y por tanto te obliga a replantear estrategias y acciones.

4.- Aunque es poco el tiempo que lleváis en Bolivia, ¿nos podéis explicar cómo es la estrategia y los protocolos de trabajo de los bomberos bolivianos?

Los incendios forestales, en muchas partes de Bolivia es una nueva emergencia social. El cambio climático convierte en inflamable lo que antes no lo era. Y su gente se adapta a esta situación. Es gente sencilla, amable y hospitalaria, y para el trabajo, gente muy fuerte físicamente, están acostumbrados a trabajar en esas condiciones hostiles sin descanso. La gente sale del campo a proteger sus tierras, y son personas muy fuertes físicamente, pero con escasos recursos y equipos de protección para la extinción. Aún así, hay un dispositivo del gobierno que lucha contra los incendios, con formación y equipos para ello, pero es escaso para la inmensa superficie forestal que posee Bolivia.

5.- La selva amazónica es uno de los pulmones más importantes del planeta. Vosotros que estáis allí, contadnos de primera mano si es tan catastrófica la situación como la que exponen los medios de comunicación.

Desconocemos el origen de los incendios, y no es nuestra misión averiguarlo, sólo sabemos que se producen incendios en terrenos inhóspitos y de complicado acceso y en muchos puntos, que amenazan millones de hectáreas de suelo forestal. Hemos visto de primera mano que el bosque amazónico agoniza, que llevan 7 meses sin recibir lluvias y que esa falta de humedad hace que la masa forestal entre dentro de los parámetros susceptibles de arder sin control.

6.- Por una parte, está la experiencia profesional pero por otra está la experiencia humana, la que marca a nivel vital. Aún es pronto porque lleváis pocos días pero ¿cómo estáis viviendo la convivencia en esa comunidad humana tan diferente a como vivimos en la Comunitat Valenciana?

Por mis largos años de experiencia en misiones internacionales (Marruecos, India, Filipinas, Senegal y Bolivia ahora), puedo deciros que siempre sigue el mismo patrón, lugares llenos de humanidad, que ceden cuanto tienen, que te acogen con todo, una hospitalidad que para nada tenemos en nuestro país. El desarrollo económico, supongo, trae consigo una pérdida de humanidad y de capacidad de empatizar con tu prójimo, somos seres humanos, vengamos de dónde vengamos, pero nos volvemos egoístas y protectores con lo que tenemos.

7.- Tenemos entendido que la donación de material por parte de la SGISE ha sido muy bien recibida allí. Explicadnos más detalladamente en que ha consistido y como se va a utilizar allá.

La donación se ha partido en dos envíos por temas logísticos y de capacidad. Son 800 kg de material diverso, desde medios de intervención, recogidos de material de segunda mano hasta mata chispas ignífugas. Queremos agradecer la implicación de Sociedad de Gestión Instrumental de Servicios de Emergencias (SGISE) en la recogida de este material, es un gran detalle. Hemos destinado la mayoría de material directamente al Ministerio de Defensa, que a buen seguro repartirá el material entre sus dispositivos y agrupaciones de voluntarios (que son la mayoría) de la forma más equitativa. Que el ministerio reciba este material ya es una garantía de gestión. Otra pequeña parte de este material viajó con nosotros, para dotar equipos de intervención que están trabajando sobre el terreno con nosotros. Era un modo de agilizar este material y que llegara a su destino junto con nuestra llegada. La industria de material textil ignífugo en el país es cara y difícil de encontrar. Este material les ha llegado como agua que cae del cielo, es fundamental que la gente trabaje en condiciones de seguridad.

8.- Por último, ¿cuál es tu visión personal de la situación actual de los incendios y la experiencia que estás viviendo como bombero forestal de la SGISE?

Vivimos un proceso de cambio climático que modifica por completo los parámetros de los combustibles. Esta situación va a ser generalizada en el planeta, lugares donde no era imaginable los incendios de sexta generación. Ya llegamos tarde a la fase, estamos a tiempo de cambiarlo, el cambio se ha producido, los pulmones del planeta están disponibles, y estos pulmones se encuentran en muchos lugares en vías de desarrollo, con dispositivos escasos, muy voluntarios, pero escasos, de personal, medios y formación. Es nuestra responsabilidad, por desarrollo económico, por experiencia profesional, porqué somos un músculo fuerte en este ámbito, ayudar y poner a disposición de cualquier lugar del planeta, la realidad que se avecina De nosotros depende desarrollar un proyecto de “unidad de intervención internacional” preparada para ofrecer al mundo nuestras capacidades y nuestra ayuda. Estamos creando la SGISE juntos, es el momento de implementarlo y ser pioneros en el mundo. Somos el primer equipo internacional que ha posado suelo boliviano, es el primer paso. Gracias por darnos esta oportunidad.

Resumen de un día de trabajo

Reporte misión Vado de los Yesos. Miércoles 14 de octubre.

El equipo sale de Masicuri con destino Vado de los Yesos a las 8:30 horas de la mañana con la misión de proteger el avance de la cabeza del incendio en dirección sur este y proteger la población que se ubica en la zona.

Los trabajos previos a esta misión se centraron en abrir una línea de defensa que separa un arroyo entre zona quemada con potencial de retorno, y unirla por senda hasta la comunidad de arenales. El equipo se divide en dos a su llegada a Vado, que entrarán cada uno por un lado con la intención de unirse en la parte alta del sendero.

El equipo 1 realiza incursión al bosque mediante vadeo del río a la altura del arroyo. Se realizan labores de control de puntos calientes a lo largo del arroyo que separa la línea de bosque sin quemar. El equipo dos se dispone a desplazarse hasta arenales para realizar las mismas labores. En un punto determinado con cierta altura, el equipo 2 detecta una columna de humo importante que puede afectar al equipo 1, y comunica por radio a Fernando sus observaciones. Efectivamente se trata de una reproducción cercana a su posición que puede comprometer la seguridad del equipo. No obstante, durante la toma de decisiones aparece la aeronave y realiza 4 descargas aéreas que descienden el volumen y la intensidad y permite progresar. Debido a la dificultad de acceso por arenales, el aumento de temperatura en las horas centrales del día y por el riesgo que supone para los miembros, el equipo 2 decide abortar misión y se retira de la zona.

Los trabajos de ensanche del equipo 1 permiten tener una zona segura de refugio y sigue progresando hacia la parte alta. El terreno es escarpado y de muy difícil acceso y complica mucho el avance. Son las horas centrales del día de máximo calor, que alcanza los 40 grados de temperatura con vientos erráticos que introducen columnas de humo a nuestra zona.

Al llegar a la parte más alta, encontramos un árbol de 30 metros de altura que obstaculiza el paso, parcialmente quemado y que peligra el objetivo de la misión, procedemos a retirarlo. Parte del equipo 1 se queda desplegado por la ladera y localiza una reproducción en la base del arroyo que asciende directo hasta la parte donde se realizan los trabajos de apeo del árbol. Dada la imposibilidad de retirada por la parte alta, y el peligro que conlleva mantener posición, el equipo 1 decide realizar retirada de la zona y bajar hasta el arroyo donde tenemos zona segura. El equipo 1 permanecerá en la base del arroyo hasta su retirada a las 17 horas para controlar la caída de un árbol de grandes dimensiones que arde desde su base y por su interior y puede comprometer la vegetación del suelo. A las 17 horas llegan los comuneros de la zona y el equipo 1 se retira para unirse al equipo 2 y regresar a Masicuri y asistir al breefing en la base de operaciones.

Siguiente noticia
Comparte la noticia

Utilizamos cookies propias para optimizar nuestro sitio web y servicios, mejorar su navegación. Puede aceptar todas las cookies, pulsando el botón “Aceptar todo”, o puede configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón “Ver preferencias”Para más información seleccione el apartado “Política de cookies” en el pie de página.

Privacy Settings saved!
Preferencias de privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, éste puede almacenar o recuperar información de su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus preferencias de cookies aquí.


  • wp-settings*
  • wordpress_sec*
  • wp-settings-time*
  • wfwaf-authcookie*
  • wordpress_logged_in
  • wp-wpml_current_language

Rechazar todo
Aceptar todo